jueves, 4 de enero de 2018

Mentiras, fakes y errores, imposible acabar con ellos

Un estudio publicado por investigadores de la universidad de Princeton sobre las fake news durante las elecciones estadounidenses que llevaron a Trump a la Casa Blanca, desvela en sus conclusiones que el impacto de las conocidas como noticas falsas es superficial. Pecando de haber leído solo este titular y no el estudio entero, me aventuro a cuestionar este sencillo resultado, que seguro se refiere solo al ámbito de las elecciones estadounidenses de 2016, porque estoy convencida de que las falsedades tienen gran impacto, dependiendo de dónde salgan.

Si salen del entorno del Departamento de Estado estadounidense, OTAN y sus variados fans, el impacto es catastrófico. Recuerden que prácticamente todas las guerras de la OTAN han empezado por noticias falsas, ampliamente difundidas por los medios y ONG’s y han provocado millones de muertes, miseria, caos y desolación humana de forma totalmente impune. Acordarse de los falsos bombardeos de Gadafi contra su pueblo, de la falsa manifestación multitudinaria contra Gadafi (en cuyas fotos difundidas por los grandes medios salían banderas, creo que, de Bangladesh), los barriles bomba de Al Assad, que resultaron ser unas fotos cutres de una agencia británica, o las armas químicas de Sadam…. la lista es interminable, y retrocede muy largo en la historia. (Lean los libros de Nieves Concostrina para ver los fakes en la historia; y lean a los historiadores africanos para comprobar la fake historia que nos han metido en la cabeza sobre la esclavitud, la colonización, las independencias….)

Si las fakes news salen de la derecha rancia en España, por ejemplo, ya que todos nuestros medios generalista son de derechas (sí, la sexta y el país, también) y tienen el campo mental abonado, llegan muy lejos, pero es que si se elaboran en memes, son inmortales como las cucarachas. Por ejemplo, las últimas que he visto por las redes y whatsapp sobre lo malos que son los de podemos, Manuela Carmena, Ada Colau, los catalanes que hablan catalán… Huelen a fake desde aquí, son totalmente infundadas e increíbles, pero… como las cucarachas, sobreviven a todo. No pidáis a nadie que haga una simple búsqueda en google para ver que son meros bulos, burdas manipulaciones, es inútil, no hay modo de acabar con el odio que han generado. Como digo, viene de un campo ya bien abonado.


Por qué no volveré a firmar jamás nada de Change, aunque sea una causa que sé que es justa
Hace unas semanas alguien publicó esto en Facebook

Qué triste, pensé, lo miré por unos instantes, lamentando el daño que nos hace este tipo de mentiras que envenenan hasta a la buena gente… es sencillamente impensable escuchar las palabras de ese titular de la boca de Ada Colau. 
Pues ahí no queda mi asombro. A los pocos días recibo un mail de Change que me dice esto: 

Respondí indignada que me parecía terrible que la plataforma siga teniendo esta recogida de firmas cuando está totalmente desmentido. Que no volvería a firmar nunca más nada de ellos porque ya no podré fiarme jamás de si sus causas son justas u obedecen a bulos malintencionados sin fundamento. Me di de baja. Pues ¡todavía me sigue recordando que sigo faltando yo para que su estúpida plataforma hunda a Ada Colau! 
Y así el resto: Colau no tiene estudios; este y el otro no tienen estudios y mira lo que cobran como diputados; qué mala es Manuela Carmena; qué machista es Monedero... Qué pesados, ¡todos esos memes son falsos y salta a la vista! Una simple búsqueda en google saca de dudas.

Luego están todas esas fakes “buenistas” o simplemente… ¿por qué se lo ha inventado alguien y para qué? ¿Qué sacan con esto? No lo entiendo, ¿por qué? ¿por qué?

El asombroso fakeorigen del Black Friday 

Huele a fake desde aquí. Si algo hace este sistema que todo lo cura con el consumo -cuanto más neurótico, mejor-, es disimular sobre qué se asienta. El neoliberalismo no se sostendría sin la esclavitud, la explotación y el saqueo de pueblos enteros deshumanizados en el sur del planeta. Pero lo disimula muy bien.

Eto'o salva a los esclavos 
Ya se nos ha olvidado, pero durante un par de días hicimos caso a la tragedia que sufren los africanos negros en Libia, desde que la guerra ilegal de los aliados de la OTAN destruyó el país, que son vendidos como esclavos y brutalizados. Circuló esto por las redes, que también huele a fake desde lejos.

“¿Dónde ha ido Eto'o a buscar a quién y cuándo? ¿cómo los encontró? Sólo los ricos-riquísimos podrán salvar a los pobres. Los demás, sólo valemos para observar y dar a like.
A los pocos días, vi esto en las redes.

Ni los mejores se escapan de tragarse uno 
La periodista Nazanin Armanian se comió esta foto falsa sobre Palestina, enseguida pidió perdón.

Con la de fotos reales parecidas que habrá de niños palestinos siendo detenidos y abusados por las fuerzas israelíes ¿quién se molesta en hacer una falsa? Jamás lo comprenderé ¿por qué y para qué?

Las que parecen buenistas
Otras de estas con apariencia de buenistas, no son lo mismo, porque nacen prácticamente ya desmentidas. Se hacen virales de verdad en el momento de su desmentido, no como las de Colau y demás, que es la mentira la que es viral, no así su desmentido.


De los creadores del taxista marroquí que llevó gratis a mi madre el día del atentado de Barcelona… Llega la cajera que miraba como si hubiera hecho algo.

Operemos a este bebe desde el sillón
Y quien no ha recibido ya miles de estas, antes por mail, luego por Facebook y ahora por whatsapp. Si reenvías esto operarán a este bebé precioso… que ya debe ser padre…. porque el cuento lleva dando vueltas al mundo 30 años.

Somos racistas
Ha descendido la manía de sacar una foto de un montón de cadáveres en un patio, difundida por todos los medios internacionales tras un ataque terrorista a la universidad de Garissa en Nairobi, Kenia, en 2015, cada vez que hay un ataque terrorista en Europa. La fake reza algo así como “Solo nos importan las víctimas blancas, hay que ver que ayer mismo toda esta pobre gente negra [De Somalia, Kenia, Yemen, cualquier país pobre] murió en un ataque terrorista y a nadie le importa…[Lágrimas]”…. ¿Por qué y quién hace eso? ¿Para qué? Es verdad que nos importan más las víctimas blancas que las negras, de hecho ¡solo sacamos cadáveres de negros, nunca los de los blancos! 
Otras veces se han usado fotos del atentado a un centro comercial de Nairobi en 2013. No tenemos remedio….

Esta me persigue
También hay una gama que me trae loca: la re-utilización recurrente de fotos morbosas de los cuerpos de africanos violentados en cualquier ocasión. 
Cuando creí que no volvería a ver la famosa foto de un montón de personas quemadas, que se hizo en la República Democrática del Congo tras un fatídico accidente de un camión cisterna en un concurrido mercado de Kinshasa en 2010, contra la que he luchado todo lo que he podido durante años, casi me da un patatús cuando vi esa mismísima foto el pasado agosto, en un montaje que pedía auxilio para los Rohingya, brutalizados y masacrados por el régimen de Myanmar, el de Aung San Suu Kyi (Otra “pacifisticada”, como Obama) mientras huían hacia ¡Bangladesh! uno de los países más pobres del mundo, si no el más.

Como ya dije en otros desmentidos de fotos de quemados (parece que los autores de memes tienen debilidad por la gente quemada), añadir una mentira para denunciar una situación terrible, no la hace más terrible, debilita la denuncia… 

También están los hoax… 
El que más pena me da es el que comenzó en 2012, como bulo a la par que la convocatoria rodea el congreso. Esa historia que decía que 
Por favor, leedlo y hay que tirar para adelante con ello, va en serio.
AHORA LA NOVEDAD ES Q HAY UN EQUIPO DE ABOGADOS Q SE VA A IMPLICAR.
ESTUDIO JURÍDICO RODRÍGUEZ & HERMOSILLA, S.L 
Si cada UNO DE VOSOTROS pasa este mensaje a un mínimo de 20 personas, en 3 días la mayoría de los españoles LO HABRÁN RECIBIDO.
Se va a proceder en los próximos meses a la recogida de firmas para presentar la siguiente Iniciativa Legislativa. 
... para quitar los privilegios a los diputados españoles. Desmentido desde al menos 2013 muy documentadamente por muchos en las redes, ¡sigue en Change! ¡y la gente sigue firmando! y lo que es peor, ¡me llegó por whatsapp en diciembre de 2017! Los pobres abogados del tal bufete han llevado el caso a los tribunales hace un par años, pero ¿a quién denuncian? ¿contra quién van? Deben estar desesperados…

Mención especial
También quiero hacer una mención especial a las noticias falsas que no saben que son falsas, digamos que son equivocaciones no revisadas jamás. Por ejemplo esta de Nigeria y la mutilación genital femenina, de 2015cuya mala traducción en algún momento dio lugar a un titular y noticia totalmente errónea diciendo que Nigeria se convierte en el primer país en prohibir la MGF, cuando en realidad, es casi el último.
Todavía lo veo de vez en cuando por Facebook ya que se reproduce en muy diversos medios, de esos que se limitan a re-publicar cosas que ya están publicadas por ahí, sin revisar, ni comprobar nada. De una mala traducción salió una bola de nieve. La responsabilidad no es de la persona que hizo la traducción de forma voluntaria, me apostaría el cuello, para practicar y con la esperanza de que alguien lo revisase antes de publicar, sino de quien no se molestó o supo revisar dicha traducción. De estas hay miles. 
Quienes re-publican cosas tomadas por ahí de la red ¿no se molestan en comprobar el contenido que están transmitiendo? ¿Por qué malgastan tiempo de su preciosa vida haciendo algo con buena intención pero mala cabeza? Lo peor es que el desconocimiento general sobre África hace que el público se crea cualquier cosa.

Si me gusta, me lo creo: El juez incorruptible
Y por último, están las de “me creo lo que me gusta, lo que coincide con mi pensamiento y lo que me reafirma en mis convicciones. (Lean “Pensar rápido, pensar despacio” de Daniel Kahneman, sobre cómo funciona nuestra mente, quien más nos engaña en este mundo es nuestra propia mente). Nos pasó a mis compañer@s y a mí con una noticia sobre un juez de Kenia, nos gustó tanto que nos lo quisimos creer. 

El 13 de septiembre leímos en un diario de Senegal que el juez David Maraga, presidente del Tribunal Supremo keniano que anuló los resultados de las elecciones en su país en 2017, había recibido un ingreso anónimo de 5 millones de dólares y que había dado la orden al banco de que rechazasen ese dinero al “desconocido” que lo había ingresado. “Me basta con mi sueldo de juez”, se aventuró alguien a adornar. Casi todos los medios del África occidental, medios francoparlantes, lo habían tomado de la APR, Agence de Presse Africaine. Busqué la información en inglés y en francés, unos especulaban más que otros sobre cómo había sido tal cosa, pero era obvio que todos lo habían recogido de la APR. Un diario de Camerún, el día 14 lo había leído en un medio angloparlante, el Zambian Observer, porque daba un dato que no daba la APR, el nombre del supuesto agente de la banca que habló con el juez. Este medio lo publicó el 1 de septiembre. Ninguno más que una ONG también zambiana y con el mismo texto exactamente, lo había publicado en inglés. Luego el origen del bulo estaba en ese medio o la ong. Escribí a ambos, para pedir más información sobre este asunto, pero no he obtenido respuesta. 

¿Cómo era posible que ningún medio keniano se hiciera eco de algo así? Varios periodistas kenianos me sacaron de dudas: era falso, por ley no se puede hacer una trasferencia tan alta en Kenia. Uno de esos periodistas tenía contacto directo con el juez Maraga, de éste sí que puedo fiarme si me dice que esto es falso. Y aquí terminó el cuento que me hubiera encantado que fuese verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario