sábado, 21 de abril de 2012

La técnica de “en anteriores ocasiones” se usa con Boko Haram y hasta con la familia real española

Llevo años observando cómo se abusa de esta técnica de mentir sin mentir cuando se habla sobre África y sus conflictos, para achacarlos falsamente, o al menos sin pruebas, a sus supuestas “arcaicas maneras de arreglar diferencias religiosas o entre etnias”. No sabía cómo llamarla hasta el 14 de abril de 2012, cuando tras el accidente del viernes del rey en Botsuana, el sábado los telediarios de La Primera dieron la noticia de la siguiente forma: se cuenta el incidente con imágenes de la clínica y seguidamente de todos los miembros de la familia real entrando y saliendo del hospital. Durante las segundas se subtitula “EN ANTERIORES OCASIONES toda la familia real visitó al monarca”. Cuando la noticia real del momento era: nadie ha ido a visitarle ni ha dicho “voy para allá”, que nosotros sepamos. En lugar de decir la verdad o callar, otra forma de desinformar muy común, van más allá y mezclan en la misma noticia imágenes con la intención clara de mentir sin mentir. Al espectador le queda en la retina el hospital en que está el rey accidentado y toda su familia entrando y saliendo de visita, ¿quién puede acusarles de mentir si han dicho que las segundas imágenes eran de anteriores ocasiones? Así decidí dar a esta técnica el nombre de “en anteriores ocasiones”.

Con Boka Haram, la secta islamista terrorista de Nigeria, se utiliza la misma técnica en el 90 por ciento de las ocasiones en que se habla de ellos. No estoy negando que comentan terribles atentados. Pero además de los suyos, se les acusa de toda la violencia que tiene lugar en el país y no se sabe a quién atribuir, o no se quiere hacerlo si se conoce a los verdaderos responsables, o incluso porque se considera “complicado” para los tontos lectores/espectadores comprender quién es el autor del atentado, y se decide que es mejor cargárselo a los ya conocidos, total “la gente no se entera”.

Tras un titular en que se los nombra, se cuenta el incidente violento, y como no hay pruebas que inculpen a Boko Haram (o a los piratas, o a Al Shabaab, o a AQMI, etc), al final se añade información sobre todos los muertos que ha provocado con sus ataques y atentados en anteriores ocasiones. No tiene que ver con la noticia, pero… ahí queda.
Hay múltiples ejemplos, al azar puedo exponer éste del día 16 de febrero.

Un titular de la agencia AFP, es decir el que se reproduce en la mayor parte de los medios internacionales y, lamentablemente, nacionales también, dice que Boko Haram irrumpe por la fuerza en una cárcel de Nigeria. Ya en el primer párrafo reconoce sin pudor tras semejante titular que hombres armados de los que “se sospecha” que son islamistas, no más, han entrado y han liberado a 200 internos. Continúa relatando el incidente omitiendo los datos que hacen obvio que no se trata de Boko Haram (como parte del testimonio de la directora de la institución carcelaria, Hadiza Aminu, a la que cita) y en los últimos dos párrafos explica la retahíla de muertos y bombas culpa de Boko Haram en el país “en anteriores ocasiones”.
Es muy sencillo hoy en día eludir la desinformación de este tipo, sólo hay que acudir a los periódicos locales, si van firmados por algún periodista o agencia de allí, mejor.

El diario The Vanguard da la misma noticia, pero lejos de relacionarlo con Boko Haram, lo cual no colaría entre sus lectores ya que son del lugar, cita a la misma portavoz de la cárcel que cita la AFP informando de que ella “niega que fueran miembros de Boko Haram”. Creen que es un Sindicato del crimen que lleva amenazando un tiempo a las autoridades, porque sus colegas llevan demasiado tiempo esperando juicio.

3 comentarios:

  1. Rosa, me están encantando tu artículos, no he leido todavía todos, voy lenttita. Este está genial y el del tamaño de la nariz, escribes muy bien y tienes claro donde estás, cosa rara en estos tiempos. Un beso y ADELANTE. Tu suegra

    ResponderEliminar
  2. Qué gran verdad Paquita. Efectivamente hoy en día las noticias se manejan de esta manera: con desinformación o información confusa, de manera que a la gran mayoría las cosas no le queden claras. Esa es la nueva forma de dominación que los grandes medios (ligados a los poderes imperantes) están empleando en todas partes del mundo.
    Te felicito por el blog y aunque con Dam ya te contestamos a tu correo, reitero lo dicho: contá con nosotros.Bs.

    ResponderEliminar
  3. Hola Rosa, perdoná la distracción pero recibí un correo de Paquita donde nos invitaba a ver tu blog y, uno que va a diez mil y no llega a leer todo, hice una mezcla y pensé que éste era el blog de Paquita. Sé que es una anécdota, como tantas otras, pero bueno, sólo quería -aunque no nos conocemos- ponerte en contexto, ya que yo mando un mensaje a una persona que evidentemente no eres tú. Aunque, dicho sea de paso, las felicitaciones son para tí, escribes muy bien y me gusta mucho tu blog.

    ResponderEliminar