Citas y fragmentos

En esta sección ofreceremos citas y fragmentos que nos parecen importantes para pensar:





«Había un tercer destructor blanco: un misionero que quería sustituir todo conocimiento de nuestro camino con fábulas de las que incluso nuestros hijos se reían. Le dijimos al misionero blanco que también teníamos tales fábulas, pero las guardamos para el entretenimiento de los que aún estaban creciendo - fábulas de dioses y demonios y un ser supremo por encima de todo. Le dijimos que sabíamos que las mentes tiernas necesitaban tales ilusiones, pero que cuando una mente crecía entre nosotros hasta la edad adulta, crecía más allá de estas fábulas y llegaba a comprender que en verdad hay una gran fuerza en el mundo, una fuerza espiritual y capaz de moldear el universo físico, pero que esa fuerza no es algo que se pueda cortar o desconectar, ni algo separado de nosotros mismos. Es una energía en nosotros, que es la más fuerte cuando trabajamos, respiramos o pensamos juntos como un solo pueblo; la más débil cuando estamos dispersos, confundidos, rotos en fragmentos individuales e inconexos.»
 - Ayi Kwei Armah (Cita extraída de ‘Yurugu’, una crítica africana del pensamiento cultural y compartimento europeo, de Marimba Ani, 1996.)

❀❀❀❀❀❀❀❀❀❀

 

«Aunque no apruebo la práctica del comunismo tal como se desarrolló en el siglo XX, la mitología occidental altamente sesgada que lo rodea perjudica enormemente la comprensión de la historia del mundo. Es cierto que el comunismo sufrió una gran ineficiencia económica y corrupción que condujo a hambrunas, guerras civiles, opresión política violenta y trabajos forzados. Algunos historiadores han estimado un número de muertos de alrededor de 94 millones en todos los principales países que lo ejercían, esta cifra proviene de un texto llamado ‘El Libro Negro del Comunismo’ que ha sido ampliamente criticado por su parcialidad y por inflar el número de muertos.*
A pesar de todo, por el bien de argumento, supongamos que este número de muertos es correcto. Cuando quitas la manera tradicional de pensar sobre la violencia, el capitalismo está lejos de ser una mejora cuando se trata de la naturaleza estructural de sus efectos. La diferencia está en cómo se define la violencia y la opresión. (...) el capitalismo es y ha sido siempre enormemente ineficiente en la asignación de recursos entre las poblaciones, ya que en la actualidad prácticamente la mitad de la riqueza mundial es propiedad del 1% de la población. Para poner estas cifras en perspectiva, se estima que el ingreso anual de las 100 personas más ricas es suficiente para acabar con la pobreza extrema mundial cuatro veces. Dada esta característica del mercado de crear desigualdad y pobreza relativa, investigadores de la década de los 70 descubrieron que aproximadamente 18 millones de personas mueren cada año debido a estas distribuciones desiguales. Extrapolado al siglo XX, son 1.800 millones de muertes debidas quizás a la característica social más fundamental del capitalismo: la desigualdad. Podría decirse que en menos de seis años, el capitalismo mata a tantas personas como se dice que el comunismo ha matado durante todo el siglo XX. Mientras que el comunismo en su forma original de estilo soviético ya es cosa del pasado, millones de personas siguen muriendo innecesariamente cada año en el ahora abrumadoramente capitalista mundo debido a la desigualdad económica.»
- Peter Joseph ‘The new human rights movement'.

* Según Jesús Aller, en un artículo publicado en Rebelión en 2011: "...tras la publicación de la obra, tres de sus seis autores se desmarcaron del capítulo introductorio de Courtois “Los crímenes del comunismo” por medio de un artículo en Le Monde en el que juzgan que en él se infla injustificadamente el número de víctimas en un intento desesperado de alcanzar los 100 millones y se realiza además una comparación que no suscriben entre nazismo y estalinismo." 
y: "Uno de los innumerables ejemplos de la criminal ocultación del contexto en la que incurre el libro lo tenemos en la parte en la que se trata sobre la historia del jemer rojo camboyano. (…) Nada nos dice (…) de la campaña de bombardeos sobre la parte oriental de Camboya realizados por los americanos entre 1965 y 1973, y que tuvieron su clímax durante la denominada “Operación Menú” en 1969 y 1970. (…) se arrojaron 2.756.941 toneladas de bombas. Hay que decir que esta cantidad de bombas supone en realidad un “bombardeo en alfombra” (carpet bombing) con lo que la mención de “objetivos” resulta más bien grotesca. Pensemos que aunque la dividamos por la extensión total del país, son todavía 15 toneladas y 228 kg de bombas por kilómetro cuadrado. (…) Ejemplos como éste podrían multiplicarse y la conclusión es siempre que más que una maldad intrínseca de nadie, la violencia de la historia del comunismo se explica por otros factores entre los que resulta esencial una continua y perversa dialéctica de acción y reacción."

❀❀❀❀❀❀❀❀❀❀


"Lo que más me enfurece de las manipulaciones del Complejo Industrial ‘Sin Animo de Lucro’ es que cosechan la buena voluntad de la gente, especialmente de los jóvenes. Se dirigen a aquellos a quienes no se les han dado habilidades y conocimientos para que piensen por sí mismos por las instituciones que están diseñadas para servir a la clase dominante. El capitalismo opera sistemática y estructuralmente como una jaula para criar animales domésticos. Estas organizaciones y sus proyectos que operan bajo falsos eslóganes de humanidad para apuntalar la jerarquía del dinero y la violencia se están convirtiendo rápidamente en algunos de los elementos más cruciales de la jaula invisible del corporativismo, el colonialismo y el militarismo".
- Hiroyuki Hamada (Cita tomada del blog The art of annihilation.)

❀❀❀❀❀❀❀❀❀❀



❀❀❀❀❀❀❀❀❀❀



No hay comentarios:

Publicar un comentario