jueves, 4 de enero de 2018

Mentiras, fakes y errores, imposible acabar con ellos

Un estudio publicado por investigadores de la universidad de Princeton sobre las fake news durante las elecciones estadounidenses que llevaron a Trump a la Casa Blanca, desvela en sus conclusiones que el impacto de las conocidas como noticas falsas es superficial. Pecando de haber leído solo este titular y no el estudio entero, me aventuro a cuestionar este sencillo resultado, que seguro se refiere solo al ámbito de las elecciones estadounidenses de 2016, porque estoy convencida de que las falsedades tienen gran impacto, dependiendo de dónde salgan.

Si salen del entorno del Departamento de Estado estadounidense, OTAN y sus variados fans, el impacto es catastrófico. Recuerden que prácticamente todas las guerras de la OTAN han empezado por noticias falsas, ampliamente difundidas por los medios y ONG’s y han provocado millones de muertes, miseria, caos y desolación humana de forma totalmente impune. Acordarse de los falsos bombardeos de Gadafi contra su pueblo, de la falsa manifestación multitudinaria contra Gadafi (en cuyas fotos difundidas por los grandes medios salían banderas, creo que, de Bangladesh), los barriles bomba de Al Assad, que resultaron ser unas fotos cutres de una agencia británica, o las armas químicas de Sadam…. la lista es interminable, y retrocede muy largo en la historia. (Lean los libros de Nieves Concostrina para ver los fakes en la historia; y lean a los historiadores africanos para comprobar la fake historia que nos han metido en la cabeza sobre la esclavitud, la colonización, las independencias….)

Si las fakes news salen de la derecha rancia en España, por ejemplo, ya que todos nuestros medios generalista son de derechas (sí, la sexta y el país, también) y tienen el campo mental abonado, llegan muy lejos, pero es que si se elaboran en memes, son inmortales como las cucarachas. Por ejemplo, las últimas que he visto por las redes y whatsapp sobre lo malos que son los de podemos, Manuela Carmena, Ada Colau, los catalanes que hablan catalán… Huelen a fake desde aquí, son totalmente infundadas e increíbles, pero… como las cucarachas, sobreviven a todo. No pidáis a nadie que haga una simple búsqueda en google para ver que son meros bulos, burdas manipulaciones, es inútil, no hay modo de acabar con el odio que han generado. Como digo, viene de un campo ya bien abonado.